Terapias Naturales en Valladolid

VESÍCULA BILIAR Y SUS PROBLEMAS

Es una pequeña bolsa en forma de pera situada debajo del hígado, al que está unido. La bilis producida por el hígado pasa a la vesícula biliar a través de un pequeño conducto. Éste es una rama del conducto biliar, que conduce la bilis del hígado al duodeno.

Problemas y Tratamientos Vesicula Biliar

En la vesícula biliar se almacena y concentra la bilis. Cuando el alimento pasa del estómago al duodeno, las hormonas gastrointestinales producen la contracción de la vesícula, y vierte la bilis al duodeno, donde emulsiona las grasas de la comida.

El principal trastorno de la vesícula biliar, al que se asocian más problemas, es la formación de cálculos biliares.

Cálculos biliares:

Son masas redondeadas u ovaladas, lisas o facetadas (que se compone de varios planos), de manera sólida que se forman en la vesícula biliar. A veces aparecen cálculos que en los conductos biliares. En estos casos, los síntomas pueden ser muy acusados. El número de cálculos varía entre 1 y 10, y a veces son más; su tamaño oscila entre 1 y 25 milímetros de diámetro. Los cálculos están compuestos principalmente de colesterol, pero algunos tienen un alto contenido en pigmentos biliares y otras sustancias, como el carbonato de calcio.

Sólo alrededor de un 20% de los cálculos producen síntomas o complicaciones. Los síntomas aparecen generalmente cuando un cálculo bloquea el conducto de la vesícula dando lugar a un cólico biliar (dolor intenso en la parte superior derecha del abdomen), qué puede ir acompañado de náuseas y vómitos y, a veces, de fiebre.

Los cálculos biliares son raros en la infancia y se van haciendo más frecuentes con la edad. Afectan a las mujeres entre 2 y 3 veces más que a los hombres. Los principales grupos de riesgo son los obesos y las mujeres multíparas.

Hay que evitar el exceso de peso y consumir la menor cantidad posible de azúcar y grasas.

Diagnóstico:

La ecografía permite detectar el 95% de los cálculos y, por tanto, es la primera prueba a realizar.

Tratamiento:

Los cálculos que no producen síntomas no requieren tratamiento, ya que no suelen causar problemas. Cuando los síntomas son graves se recurre a la realización de una “colecistectomía” (extirpación quirúrgica de la vesícula), que resuelve el problema en el 95% de los casos.

Si los cálculos son pequeños se puede proceder a deshacerlos o eliminarlos, con un tratamiento farmacológico o con un tratamiento natural.

Tratamiento natural:

  • Hervir una alcachofa pequeña entera, previamente bien lavada, en medio litro de agua durante diez minutos. Retirar del fuego, colar y tomar a largo del día. Procurar que la bebida encuentre tibia.
  • Beber una taza de infusión de menta una hora después de las dos principales comidas del día.
  • Tomar una cucharadita de aceite de oliva en media taza de zumo de limón, pomelo o naranja antes del desayuno cada mañana.
  • Hervir de 20 gramos de cola de caballo en un litro de agua. Tomar tres dosis diarias durante diez días seguidos.
  • Tomar un vaso diario a partes iguales de zumo de remolacha y de lechuga, reduce el tamaño de los cálculos.
  • Tomar una cucharada de zumo de perejil a levantarse cada mañana y luego a repetir varias veces durante el día. Si el sabor resulta fuerte se puede mezclar consumo de zanahoria.
  • Hervir 30 gramos de boldo en un litro de agua. Tomar como un té, (esta cantidad), en tres dosis durante quince días seguidos.
  • Licuar y tomar 200 gramos de berro en un litro de agua. Tomar en tres dosis diarias durante 30 días seguidos.
  • Tomar hace zumo fresco de remolacha, de zanahoria y de pepino, (mezclarlos de 100 ml cada uno), limpia la vesícula, tomar dos veces al día.
  • Hervir varias hojas de aguacate en una taza de agua durante cinco minutos. Retirar del fuego y tomar aún tibio tres tazas al día.

Para los dolores:

  • Romero: Su infusión puede calmar el dolor. Se añadimos un puñado de romero o una taza de infusión bien encargada, (tres cucharadas en un litro de agua), al agua del baño, y nos tomamos un baño durante 15 o 20 minutos también nos aliviará.
  • Verbena: Poner a hervir y una cucharadita por taza de agua durante diez minutos. Beber dos o tres tazas diarias endulzadas con miel, ayudará a relajarnos.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: