Terapias Naturales en Valladolid

Productos lácteos sin lactosa

 

Alimentos sin lactosa

Conseguir productos lácteos sin lactosa es una auténtica quimera para muchas personas que padecen de este problema. El número en España de gente que padece de esta intolerancia es de alrededor del 15 por ciento. Por este motivo cada vez son más las empresas que se están dedicando a fabricar alimentos sin lactosa.

Es un problema alimenticio que conduce a la limitación a la hora de escoger las diferentes ofertas que existen en el mercado.

La alimentación sin lactosa comenzó a preocupar a los elaboradores de productos lácteos, después de comprobar el importante número de habitantes que padecen de intolerancia a la misma. Hoy existen varias empresas que están remediando dicho inconveniente.

Está claro que, cuantas más opciones existan en el mercado, resultará más fácil que aquellas personas que sufren de este problema, puedan llevar una alimentación acorde a lo que necesitan, para no sufrir carencias de nutrientes. Afortunadamente, cada vez más empresas se están haciendo eco, de la gran cantidad de gente que padece de este rechazo a la lactosa, y amplían sus productos específicos para este grupo de personas.

 

Cómo sustituir los productos lácteos

 

Existen varias maneras de sustituir la leche.

Los productos lácteos se vuelven bastante complicados de reemplazar en algunas ocasiones. No todas las personas pueden consumirlos habitualmente (problemas de intolerancia a la lactosa, colesterol alto, alimentación vegana, etc.), pero por suerte, sustituir la leche es algo posible.

Estas son algunas maneras de sustituir la leche:

  • Las leches vegetales: Existen una gran cantidad de leches vegetales que aportan muy buenos nutrientes de toda clase, con las propiedades que cada componente les brinda. Algunos ejemplos pueden ser la leche de almendras, de avena, de soja o de coco. Lo más interesante es que muchas de ellas pueden prepararse en el hogar.
  • Tofu: Para reemplazar productos lácteos como el queso, nada mejor que el tofu. Aporta calcio, proteínas y viene en diferentes consistencias, ideal para preparar lo que se te ocurra. Además, es bastante económico.
  • La levadura en copos va de maravilla para gratinar comidas o para usar como reemplazo de queso rallado,. Si quieres un rico untable no lácteo.
  • Productos no lácteos ricos en calcio: Muchas veces uno de los mayores temores de los que dejan de consumir leche es el tema del calcio que los productos lácteos aportan. Existen varias maneras de gozar de los beneficios de este mineral en los vegetales. Las semillas de sésamo, son de lo mejor en este sentido.

 

Yogur sin lactosa

 

Receta de yogur casero sin lactosa:

Ingredientes:

  • 1 taza de agua.
  • 1 taza de anacardos sin sal.

Preparación:

  • Poner en remojo los anacardos durante 12 horas.
  • Retirar el agua y añadir la taza de agua fresca.
  • Batir hasta lograr una crema.
  • Colocar en un frasco de vidrio abierto y tapar con un paño blanco de algodón.
  • Guardar en un lugar cálido durante 24 horas.
  • Pasado un día guardar en el refrigerador.

Observaciones:

  • Si no tienes anacardos puedes reemplazarlos por nueces, almendras o avellanas.
  • Los anacardos aportan calcio al igual que los lácteos, vitamina C, vitamina del complejo B, así como también hierro y potasio.

 

Leches sin lactosa

 

Leches vegetales

Las leches sin lactosa son una alternativa saludable para quienes no quieren o no pueden consumir las leches tradicionales.

Las leches vegetales que puedes probar, si deseas una bebida ecológica.

  1. Leche de soja. Es una fuente de proteínas, no contiene colesterol ni grasas saturadas. Además contiene lecitina, sustancia que ayuda a evitar que se acumule grasa en las arterias.
  2.  Leche de arroz. Esta bebida es altamente digestiva. De sabor ligeramente dulce, es también rica en azúcares de asimilación lenta. No contiene gluten, por lo que es apta para personas celiacas o intolerantes a este componente.

Para prepararla en casa: batir en una licuadora 4 tazas de agua caliente, 1 taza de arroz integral cocinado y 1 cucharadita de vainilla. Dejar asentar durante 30 minutos y colar la mezcla.

  1. Leche de avena. Es una fuente de fibra soluble, reduce el colesterol y aporta energía. Contiene proteínas de alta calidad, vitaminas y minerales. Es fácil de digerir.

Para prepararla en casa: mezclar en una licuadora 4 tazas de agua fría, 2 tazas de avena instantánea, 1 cucharadita de vainilla y sal. Si se desea, se puede agregar miel. Colar la mezcla y refrigerar.

  1. Leche de almendras. Esta leche de delicioso sabor es rica en proteínas, aporta calcio y energía y no contiene gluten.

Para prepararla en casa: colocar almendras en agua hirviendo por 5 minutos, pelarlas y dejarlas en remojo por la noche. Mezclar en una licuadora, dejar reposar durante 30 minutos. Colar y guardar en el refrigerador.

  1. Leche de nuez: Tiene un alto contenido en minerales, proteínas y ácidos grasos.

Para prepararla en casa: coloca 10 nueces partidas, 1cucharada de miel, media manzana cortada y pelada, 1 cucharadita de canela y medio vaso de agua en la licuadora. Cuando se consiga una mezcla homogénea se guarda en la nevera.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: